Coaching para negocios de belleza

staff1

En vista del gran auge que ha tenido el Coaching hoy día, no podemos menos que echarle un vistazo a este maravilloso método de comunicación que está cambiando y potenciando la vida de hombres y mujeres alrededor del mundo.

Estudios recientes de mercado muestran cómo cada vez más personas buscan en el Coaching una manera de alcanzar conciencia de sí mismos y de su entorno, con el fin de obtener sus metas pero logrando una vida equilibrada y armónica en todos los roles que representan.

Esa sensación de que las cosas que queremos están a nuestro alcance, siempre que tengamos la claridad de ver la situación actual y el resultado deseado, es una de las magias del Coaching, y aunque no seas un Coach, sus principios básicos te pueden ayudar a mejorar los resultados de tus clientes, haciéndote crecer a ti misma y a tu negocio.

La clientela actual está más informada, es más consciente de lo que hay en el mercado, exige tratamientos específicos y desea una atención exclusiva y adaptada a sus necesidades particulares.

Por otro lado los profesionales de hoy no solo quieren cambiar el aspecto físico de su cliente, sino llegar a un nivel más profundo, dándole la oportunidad de reencontrarse consigo mismo.

Una premisa importante del Coaching es evaluar en donde se está y clarificar hacia donde se quiere ir, trazar el plan desde A hasta B potenciando los propios recursos internos y externos que se tienen, tanto a nosotros como a nuestro cliente, le aportará un factor diferenciador a todo el contexto.

En el caso de nuestra clientela en estética, el compromiso y asumir la responsabilidad de su cuerpo-mente en el proceso de cambio o mejora, es esencial para obtener los resultados deseados, por lo tanto nuestro rol y nuestro actuar debe ir enfocado a potenciar esa toma de consciencia; hacer que este se vea a si mismo como el hacedor de su nuevo y mejorado aspecto físico.

Yellow adhesive note on speech bubble with "I love my job" words

Algunos de los principios por los que se rige el Coaching y que aplicaremos a nuestra profesión son:

1.- Se actúa sobre la persona aunque también sobre la forma en la que vive: No solo actuamos con nuestras manos sobre el cuerpo del cliente sino que actuamos sobre su ser, entendiendo que su personalidad y la forma en que vive influye directamente sobre los resultados que obtiene.

Acción: Una escucha activa es importante para determinar la mejor forma de interactuar y de dirigir la atención sobre aspectos que estén influyendo en los resultados que está obteniendo y que le traen a tu cabina. Este aspecto debe ser lo mejor que un profesional de la estética debe hacer.

2.- Nuestras acciones y decisiones son las que hacen lo que somos: El aspecto físico de nuestro cliente está directamente relacionado con las acciones y decisiones que toma día a día.

Acción: Preguntas poderosas harán que nuestro cliente comprenda como su rutina diaria está moldeando su cuerpo y su aspecto físico en general, haciendo que tome consciencia de su papel en la mejora y cambios que desea lograr. Preguntas con respecto a sus cuidados en casa y a su alimentación son comunes que hagamos, pero yo me refiero a esas preguntas que le sacan de su zona de confort como:

¿Por qué estas en esta situación/con este aspecto?  ¿Qué actividades haces con regularidad que no te ayudan a lograr tus

objetivos?  ¿A dónde quieres llegar, cuál es tu objetivo exactamente?

¿Qué estás dispuesto a hacer diferente de lo que estás haciendo ahora, para alcanzar tu objetivo?

¿Cuáles son los pasos o acciones que puedes tomar ya mismo para
acercarte a tu objetivo?

3.- El lenguaje es parte de una acción. Dependiendo de cómo nos comuniquemos así será la realidad que vayamos creando: La forma en que nuestro cliente se comunica consigo mismo es una de esas acciones que determinan su aspecto físico, por tanto si hacemos que observe su conversación interna, puede darse cuenta de incoherencias con respecto a las acciones externas, corregirlas y armonizarlas.

Acción: Preguntarle a tu cliente cuál es su primer pensamiento al despertarse en la mañana y que se dice frente al espejo, esto le dará las claves de como esta su conversación consigo mismo y, al hacerle imaginar que se diría cuando ya tenga los resultados deseados creara la diferencia entre lo que está diciéndose y lo que debería decirse.

Nunca teoría, siempre práctica. La teoría enseña, la práctica da experiencia. Nunca intentemos “enseñar” desde nuestro conocimiento lo que el cliente debe hacer para lograr los resultados deseados, es imperativo que le hagamos participe directo en su proceso de cambio y/o mejora de su cuerpo, pues aprehenderá el camino que debe recorrer hacia su meta y tú le acompañaras en el logro de su objetivo.

Esto no exime la excelente calidad de tu trabajo en cabina por lo que la hora o par de horas que tu dedicas a su tratamiento, frente a las 22 o 23 horas restantes en las que tu cliente está a cargo de su cuerpo, se verán potenciadas o desaprovechadas dependiendo de la aplicación y el logro de estas pautas.

Estas estrategias serán recompensadas con clientes fieles que te recomendaran no solo como el mejor profesional en tu área sino como un buen amigo que le hizo “verse” más allá de sí mismo y le ayudo a tomar las riendas de su propio cuerpo.

Actualmente estamos trabajando con algunos salones de belleza. ¡Sé tu también parte del cambio!

1936010_983969565017015_1833864104595886206_n

10430486_984607658286539_8093298176746671377_n

12920366_1000905059990132_6605146866042923538_n

12800309_981203441960294_8618869045553177478_n

 

LIC. Luis Cáceres – Coach Ontologico & Trainer en PNL

Contáctanos con nosotros escribiéndonos a consultas@bellezaymarketing.com o vía whatsapp: 987497798

#BellezayMarketing

 

 

1 comentario Comente algo!

¿que riesgos o aspectos deberian ser tomados en cuenta para llevar negocios rentables con esta tematica?

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>